Temperatura


Por: Hubert Land y Steven van Breemen.


La temperatura del cuerpo de las palomas de carrera es de entre 41° y 42°C. La experiencia nos enseña que la temperatura ideal para la carrera de palomas es de entre 10 y 20°C. cuando la temperatura alcanza los 30°C las palomas se estresan. Las condiciones del viento a esta temperatura juegan un papel importante en la determinación del resultado de la carrera. Estas condiciones pueden predecir un desastre para las palomas que no están en buen estado. cuando la temperatura sobrepasa los 30°C las palomas se exponen a numerosos problemas.

Uno de los problemas más grandes que enfrentan la mayor­a de las palomas es la falta de experiencia en beber y comer en las jaulas de carrera. Son las palomas las que sufren cuando los colombófilos no las entrenan adecuadamente para esto. Cuando se sueltan estas palomas en el punto de la carrera su primer deseo es el agua. Aterrizan en el primer charco y toman lo que haya disponible. Muchas palomas toman contaminantes o agentes transportadores de enfermedades. Ser­a muy beneficioso si las palomas de carrera tomaran agua cuando se les llena las jaulas en el transporte. el sonido del agua corriendo las atraerá hacia ella. Debemos hacer uso de cada ocasión para enseñar a las palomas cómo beber. Una cantidad creciente de clubes de palomas ya empezaron a hacer esto desde el momento en que las palomas son encanastadas en el club. En el caso los pichones es más prudente cambiar el agua de vez en cuando. También ayudará si no se llenan demasiado las jaulas con palomas, esto permite a todos los pichones que tengan la oportunidad de conseguir agua. Los pichones, especialmente durante las primeras semanas, se estresan mucho y no se mueven dentro de la jaula. Las únicas palomas que consiguen beber son las que están más cerca del agua. Por eso trate de darles mucho espacio en las jaulas durante las primeras semanas. Después si tienen sed irán derecho al bebedero cuando estén en las jaulas.

Un cielo claro y azul con una temperatura alrededor de los 30°C y nada de viento (o viento de frente) combinados con aire seco no es muy favorable para las palomas o los pichones. Cuando encontramos estas condiciones durante las primeras series de sueltas de entrenamiento se arruinan muchos palomares para la temporada. Se dan muchas pérdidas. Cuando se dan condiciones como éstas, ser­a prioridad un aplazo o posponer el lanzamiento hasta que mejoren la condiciones climáticas.

Al principio de la temporada de las palomas más adultas la temperaturas son más bajas y apropiadas para la carrera. Se debe tener cuidado antes de la suelta para permitir que las palomas se aclimaten a la temperatura fuera del transporte. Esto se puede hacer abriendo poco a poco las puertas una hora antes de la suelta. Esto también permitirá que las palomas se familiaricen con el área circundante. Durante el principio de la primavera y fines del otoño debemos tener muy en cuenta la neblina o el roc­o de la mañana. Esta humedad de la mañana puede bloquear los elementos de la navegación aérea. Es mejor esperar hasta que se haya ido esta humedad antes de soltar las palomas de carrera.