Home > El Arte del Mejoramiento > Capitulo 9: La Vitalidad

Capitulo 9: La Vitalidad

Una gran vitalidad hace posible que una paloma tenga mayores reservas de energía durante las competencias que el resto de sus oponentes en la parvada. Las pérdidas durante el vuelo no fatigan tanto a este tipo de palomas.  Necesitan movilizar menos energía para llegar de vuelta a casa o cuando es necesario pueden volar hasta el final poniendo sus cuerpos al máximo de rendimiento.

En este último caso, la paloma promedio se queda atrás. Las palomas con excelente vitalidad se recuperan más rápido, son más rápidas para formar nuevas reservas en riñones e higado y por lo tanto pueden ponerse en forma nuevamente con mayor rapidez.  No pienso que sea necesario decir a mis lectores lo que ésto representa: más y mejores resultados en la clasificación, más premios. Es por lo tanto importante mantener solamente aquellas palomas que poseen una excelente vitalidad.

En las siguientes líneas sólo voy a describir las características externas. Una paloma con gran vitalidad se encuentra cada día como una paloma regular se encontraría cuando está en forma. Un ejemplo:

Todas las palomas “brillan” en invierno como zapatos recién lustrados. Sin embargo, cuando se van a aparear y empieza el cortejo, la lucha por los nidos, la persecución de la hembra, la cópula, algunos de ellos empiezan a perder este brillo. Luego viene la postura, en este tiempo de inactividad se recuperan. Llega la crianza de los pichones, aquí nuevamente se puede observar como en algunas de ellas este “brillo” desaparece. Esto es un ejemplo claro de falta de vitalidad!!

Una paloma con gran vitalidad no pierde su “brillo” durante el apareo, la incubación o la crianza de su prole. Simplemente no cambia. Sus carúnculas nasales siguen blancas, sus músculos no pierden masa, la elasticidad y brillo de sus alas sigue iqual. Estas palomas poseen una vitalidad por encima del promedio. Tienen una constitución que puede enfrentar la ansiedad del enceste, transporte,liberación y regreso con mucha mayor facilidad y menor deterioro para su organismo que otras palomas promedio.

No está de más tomar el consejo de Wilhem Scheer. Alguna vez él sugirió alimentar las palomas solamente con la mitad de la ración por 3 ó 4 días durante el invierno y mantenerlas encerradas. Luego, había que entrar al palomar de noche (a oscuras) junto con alguien que tomara nota y nos entregara paloma por paloma sin saber qué paloma era. Tal vez así podríamos obtener una evaluación más realista de nuestras palomas. Qué tan rápido usará sus reservas nos dirá bastante acerca de qué esperar de nuestras palomas en las carreras largas o difíciles. Y es cierto! una paloma que no sobrelleva adecuadamente un periodo de cría no tiene mucho valor pues posee una pobre vitalidad. También las palomas que engordan fácilmente no se recomiendan. La paloma realmente de clase nunca engorda, aún cuando tenga comida disponible noche y día. Es interesante observar como estas palomas no se lanzan sobre el comedero apenas se sirve la ración. Cuando el resto de la parvada ya se está hastiando, estas palomas descienden y lentamente, como con aburrimiento pican algunos granos. No hay nada malo en estas palomas, su organismo necesita poca comida pues su capacidad digestiva es tan buena que se llenan y nutren con poco. Este tipo de palomas no sufre de hambre en la cesta aún cuando el tiempo de transporte dure días. Al momento de ser liberadas están listas y por supuesto su organismo superior es una ventaja durante el vuelo de retorno. Atención con las palomas que comen mucho y también con las palomas cuyos ojos pierden color como resultado del ayuno. Este rasgo de carácter revela una debilidad en su constitución.

En realidad, el color de los ojos refleja el aporte sanguíneo general al cuerpo. Cuanto más brillantes se ven los ojos, cuanto más delineado esté el iris, mejor debe ser el aporte sanguíneo y por lo tanto la condición y la vitalidad. Uno puede concluir con facilidad que existe una importante conección entre vitalidad, aporte sanguíneo y condición.

RESUMIENDO LA VITALIDAD:

Un buen aporte sanguíneo se expresa en ojos brillantes, coloreados y un metabolismo activo.  No puedes notar cambios en la apariencia de las palomas cuando éstas están criando. Siempre están en buena condición y no necesitan mucho alimento. Algunos autores belgas describen la “caspa” y el plumaje sedoso como signos asociados a la vitalidad. Yo sin embargo, no lo creo así.  De hecho, mis Stichelbouts tienen generalmente plumas secas y sin caspa.  Aún más, un gran número de mis mejores pálomas de esta familia, incluyendo al 117 que fue Paloma As de la Provincia, tienen extraordinaria vitalidad con plumaje no sedoso.

En mi opinión, una gran vitalidad puede estar presente aún cuando el plumaje no sea muy suave y considero que la calidad del plumaje no refleja vitalidad.  Es una característica deseable que discutimos en otro capítulo.

Jan Aerts, el afamado escritor de “De Duif” dice que “la vitalidad es una larga vida”.  En efecto, pero no sólo eso, una larga vida es casi imposible sin vitalidad!

Siguiente artículo: El balance y otras características importantes
 


Sitemap
Printvriendelijk
Mail sturen
RSS feed

Submenu

Uw naam

Paswoord

Remember me


Steven van Breemen